martes, febrero 13, 2007

Pinku basashi.......5200円

Mientras el buen Doctor termina de vestirse, preparar el café y hacer todo el tipo de preparativos típicos de esta atípica reunión matutina, Tiempo y Canuto discuten. Para quien haya seguido esta historia, sabrá que no tiene nada de raro, si acaso, es lo único que no es raro. Lo que discuten es algo muy simple, algo sencillo y trivial. Claro esta, el que haya tenido paciencia de leer todo hasta ahora ya se imaginara, pero ya saben que Canuto no es paciente.

-"¿Por que necesitamos un genetista?"
-"Porque los ponies rosas no crecen en los arboles"
-"¿Uh?"
-"Los arboles, son del reino vegetal. Los ponies son de otro reino"
-"¿Uh?"
-"Cosa de genes, en mi tiempo tenemos ciencia muy avanzada, no te preocupes por entender"

El Dr. Akita abrió la puerta para encontrarse con estos dos gaijin. Uno de ellos pulcro y perfectamente peinado, resaltando en su parca. El otro con un traje desarreglado, sobandose las costillas con una mano, sobandose la quijada con la otra. Un destello de cordura cruzo su cabeza, tal vez dejar entrar a estos tipos no era razonable. El hombre de la parca levanto solemnemente la bolsa de pan, la cual despidió un hipnotizante aroma.

-"Douzo, douzo" dijo, invitando al par.





Existen varias teorías referentes al inicio del universo, la mas popular, curiosamente la que por "universo" solo menciona la Tierra, describe como un Divino Verbo creo todo en cosa de una semana, terminado un mediodía de Octubre en 4004 a.C. Como la mayoría de las teorías populares, esta es errónea y totalmente carente de sustento en datos comprobables. La realidad es que el universo (junto con la vida, la tierra, la humanidad, los piratas y la cerveza) fueron creados no por un Dios pastor paternalista, si no por un omnipresente, omnisapiente, omni al dente, monstruo de spaguetti volador (FSM). Este conocimiento ha sido incrustado en nuestra memoria genética (nuestra, asumiendo que el lector nació es este universo), razón por la cual todo ser ligeramente consciente tiene un gusto innato por algún tipo de Ramen, o en su defecto, por albóndigas.

El universo fue creado por un enorme amasijo de pasta. También fue creado por una yegua de color rosa que portaba orgullosa un único cuerno en su frente. Si alguien se pregunta en donde esta esta unicornio, la respuesta es "justo allí". El ojo del amateur no podrá discernir nada, puesto que es invisible, también intangible. El ojo del profesional en estas materias divinas, tampoco vera nada, pero la persona que tiene tal artificio ocular incrustado en su cráneo sonreirá y satisfecho exclamara "Benditas sean sus sagradas pezuñas". IPU (Invisible Pink Unicorn) diseño el pan (universo, para nosotros simples mortales) de manera que aun al expandirse, sus pasas (Galaxias) se mantuvieran mas o menos del mismo tamaño.


Esto no lo sabia el dr. Akita. Siendo un científico de profesión y corazón, tenia la idea de que, de acuerdo con el mas reciente modelo científico, era probable que todo hubiera comenzado con un Big Bang. Por supuesto, la idea de que el universo esta relacionado con panque con pasas le sonaría apetecible.

-"Queremos que nos cree pony" Informo la figura en la parca. Su japones traicionaba que no era nativo (en caso de que la barba, ojos y demás partes de fenotipo no gritaran "EXTRANJERO"), tenia perfecta gramática y clarisima pronunciación. Algo parecido al "ingles real", acento británico hablado por ingleses en todo el mundo, menos en Inglaterra.

-"Eso tendrá que ser rosa" Secundo la otra figura. Su voz y su boca no estaban en sincronía, Akita asumió que era una ilusión causada por el pobre manejo del idioma. En realidad era que el "autentico traductor inmediato", un trinquete que traduce de cualquier idioma a cualquier otro, menos chilango, solo era 98% inmediato.

-"¿Doctor?"

-"okke... Tomara algo de tiempo, y bastante dinero".

-"El tiempo esta de mi lado". Dijo tiempo, con una sonrisa enigmática, a la Clark Gable. Eso trato de decir, al menos. En realidad sonó a "Tiempo se ubica en mi flanco cerca". Canuto solo sopeo su pan, aprovechando que ser extranjero en Japón significa permiso para tener malos modales de mesa.

1 comentario:

fernando dijo...

O_o, estos perrangelios, demuestran que en tiempos de Tiempo el peyote es alimento obligatorio para las mentes imaginativas.

Aunque me intriga como alguien como el profesor Akita pueda crear un ser creador como el unicornio rosa invisible.