lunes, febrero 04, 2008

Genes, instinto, felicidad

Meses desde la anterior entrada.
La forma mas popular de iniciar un post en este medio.
Algun otro dia debrayare al respecto. Un dia que me haya acostumbrado al teclado de la eee.

Si, tenia que presumir.

Pero presumir es lo que ahora hare verdaderamente. Con el fervor de un enamorado, con la fuerza de alguien que acaba de encontrarse con la verdad, con la conviccion que ha descubierto la gracia de nuestra naturaleza. Mi hijo.

Somos maquinas, el resultado de la ingenieria que el caos y la seleccion natural a creado a lo largo de eones. Aun decenas de miles de años despues de que por necesidad desarrollamos conciencia y autorreconocimiento, continuamos siendo una maraña preprogramada en instinto y reflejos. Queramoslo o no. Lo neguemos o no. Aun si tratamos de rebelarnos y tratamos de escondernos, como si este hecho fuera motivo de verguenza.

Como un nuevo miembro de esta raza de maquinas (hace unas tres semanas abandono su comoda casa de liquido amniotico) mi hijo es mas instinto que conciencia. Programado utilitariamente, con ordenes y reflejos que lo mantienen vivo y sano, sea o no conveniente. Esa es la torta que trajo bajo el brazo, esas son sus herramientas divinas, otorgadas por Natura y Fortuna. De que las usa, las usa.

Mi esposa y yo seguimos borrachos en instinto paterno. Yo mas que ella, pues ella tiene mas responsabilidades con el, y sobriedad y paciencia es lo que requiere. Que sea instinto y natural tampoco le quita nada de especial al sentimiento.

2 comentarios:

brunologo dijo...

Muchas felicidades. Deberías postear una foto del nuevo miembro de la familia y así poderlo conocer. ¿Cómo vas a enseñarle el español? Espero que no con anime doblado al mexicano como muchos de nosotros aprendimos jajaja
De nuevo los felicito, me da mucho gusto.

Boqueño dijo...

Si tú eres un perro y tu señora esposa una gata, tons ¿qué raza es tu recien nacido hijo?

je Es broma. Felicidades, no sé que más se le diga un padre con hijo recién llegado, así que, felicidades de nuevo.

¿Y los habanos?