jueves, noviembre 10, 2005

TravZig, el cigoto viajero (Guacamole clonico)

Clonar no es tan difícil como la gente generalmente lo cree. Solo se necesitan tres especies compatibles, ni siquiera tienen que ser de la misma raza. Una célula viable del sujeto a clonar, un óvulo donador, y una madre sustituta. El Dr. Chiba tenia todo menos lo ultimo.

No seria algo fácil, usualmente una madre sustituta no requiere siquiera dar permiso, pero las reglas son diferentes cuando se trata con ratones (estos poco interés tienen en su estado corpóreo en esta dimensión) y vacas; cuando se habla del tercer animal mas inteligente sobre la Tierra, generalmente involucra dinero y pocos escrúpulos. Llevaba un par de semanas pensando en como hacerlo, costaría, cuales condiciones la mujer pondría.Ya estaba a punto de mandar un anuncio clasificado por la terminal en su antiséptico lugar de trabajo, cuando su PHS sonó. Bernardo despertó, listo para salir de la UCI.

El rostro del Doctor cambio de color. Apresuradamente guardo los 8 cigotos que ya tenia preparados, 4 en un tanque de nitrógeno liquido etiquetado "Top Secret" y 4 en el que estaba al lado, porque se quedo sin mas espacio. Si alguien del laboratorio lo conociera bien, diría que estaba feliz, contento, aliviado. Nadie, de este particular laboratorio, lo conocia, desgraciadamente. Tampoco nadie del laboratorio pensó que esos 4 cigotos que estaban marcados como "cambio de sexo" fueran especiales, en lo absoluto.

Días pasaron. Chiba estaba tan contento de que su hijo se estuviera recuperando, que casi se olvido de los backups que mantenía congelados. Se preocuparía cuando se ocuparan, no es que su hijo fuera a cambiar de ADN de repente, tampoco. Un mes despues del día de lo que pobremente fue llamado "el efecto guacamole", recibió una llamada de emergencia. Un feto estaba perdido... mas que perdido, desapareció de la manera mas no científica posible.

1 comentario:

Zorro007 dijo...

Queremos otro capitulo !